Herramientas

JavaScript con Vim: Corrigiendo el código

Los programas de análisis y correción de código son nombrados en inglés como linters. Un corrector de este tipo te ayuda a identificar errores potenciales en tu código sin necesidad de ejecutarlo, evitar patrones problemáticos e, incluso, cumplir con una guía de estilo. En JavaScript, el linter más usado se llama ESLint, y puedes instalarlo siguiendo los pasos aquí indicados. Por defecto, ESLint está configurado mediante un juego de reglas que, comprobando si el código las cumple, gestionan los problemas más comunes.

JavaScript con Vim: Resaltando la sintaxis

Aunque Vim soporta sintaxis básica para JavaScript, cuando trabajes con especificaciones modernas del lenguaje o bibliotecas como React, que usa JSX, notarás que no funciona todo lo bien que esperas. Una buena opción para realatar la sintaxis de JavaScript en Vim es Polyglot, un conectable que gestiona otros conectables, de sintaxis en este caso, cargándolos bajo demanda para evitar afectar al rendimiento de tu editor de texto. Gracias a Polyglot, si cambias de framework de JavaScript, o si gestionas archivos de otro lenguaje, no es necesario que instales nuevos conectables, porque él lo gestionará de un modo sencillo.

Hugo, generador de sitios estáticos

Hugo se presenta como el constructor de sitios web más rápido del mundo. Está escrito con Go y genera sitios de forma estática con la intención de ofrecer mejor rendimiento, seguridad y facilidad de uso. Por cada petición que recibe un sitio generado dinámicamente su servidor HTTP crea un nuevo archivo HTML. Con el tiempo estos generadores de sitios dinámicos comenzaron a almacenar algunas páginas en caché para mejorar el rendimiento.

Consultar con Git los archivos modificados

Hace poco un compañero me preguntó cómo podía consultar los archivos que había gestionado en un desarrollo, desde la versión que había partido, hasta la versión actual en la que se encontraba. Consultando un poco dimos con esta opción, git diff 0819dfcb 20620b5b --name-only Y el resultado era exáctamente el que buscábamos, nombres de los archivos que habian sufrido algún tipo de modificación entre los dos commits que le estábamos pasando al comando git diff.