1 desafio 4 aspectos

Al iniciar el proceso de diseño de una arquitectura software, la primera dificultad que debes acometer es definir con sencillez la necesidad que nuestro desarrollo va a solucionar y cómo va a hacerlo. Este paso es realmente importante, y no imaginas la cantidad de ocasiones que se pasa por alto, lo cual provoca dificultades en fases posteriores del desarrollo e, incluso, el fracaso de algunos proyectos. El mejor modo de comenzar a hacerlo es dividir el desafío propuesto en cuatro aspectos fundamentales:

  1. Funcional: Describe la necesidad técnica que el cliente o el usuario desea solventar.
  2. Formal: Describe la estructura de la solución y el modo en el que se ajusta a distintos entornos, sistemas y tecnologías.
  3. Económico: Describe cuanto costará contruir, gestionar y mantener dicha solución.
  4. Temporal: Describe la duración del desarrollo, o, en el caso de que existiera, la fecha límite de ejecución.

Una vez identificados y descritos estos cuatro aspectos, definir el desafío arquitectónico será mucho más sencillo.