Clonado Superficial de repositorio Git

En ocasiones te puede tocar trabajar en un proyecto cuyo repositorio cuenta ya con varios años de historia. Clonar este tipo de proyectos puede terminar en un error debido a la cantidad de datos a ser transferidos y, por tanto, es preferible hacer un clonado superficial. Un clonado superficial de un repositorio Git consiste en clonar únicamente parte de la historia del repositorio, y lo puedes hacer con una instrucción similar a la que sigue:

Liberar espacio de WSL

En muchas empresas es habitual plataformar únicamente el sistema operativo Windows en los equipos facilitados a los empleados, de modo que, si quieres disponer de las bondades de Linux para desarrollar tu trabajo, la opción más factible es usar el susbsitema Linux que Windows incluye, WSL. Desde su segunda versión WSL se ejecuta en una máquina virtual que intenta ser lo más liviana posible, pero que usa un archivo vhdx que crece con el uso de dicho subsistema y, aunque liberes espacio en el subsistema Linux, la realidad es que no vas a recuperar espacio de tu disco duro si no manipulas directamente el archivo vhdx.

Espacio de nombres

En informática, este término hace referencia a un contenedor abstracto de identificadores únicos. Los lenguajes que gestionan espacios de nombres especifican las reglas que determinan a que espacio de nombre pertenece un identificador, de modo que pueden manejar grandes cantidades de estos sin que haya colisión entre ellos, es decir, asegurándose de que son identificadores únicos, a pesar de que algunos de ellos usen la misma designación. Te explico mejor con un ejemplo: Dos personas, Rebeca y Andrés, que pertenecen a empresas distintas, pueden tener un mismo número de empleado, digamos el 456.

Dominio del problema

En el ámbito de los sistemas de información, el dominio del problema es el conjunto de conceptos, interrelacionados entre sí, que se necesita conocer para comprender el negocio del cliente. Es decir, son todos aquellos conocimientos que están implicados en la correcta comprensión de la necesidad del cliente y, por tanto, son necesarios para proponer una correcta solución. Un buen ejemplo podría ser el dominio del problema al desarrollar un aplicación para una clínica médica privada, donde habría de manejar correctamente conceptos como póliza, paciente, cita, diagnóstico…